Archivo mensual: febrero 2013

La perla. John Steinbeck

Vamos a volver a leer este libro pues una Carmenta nos ha comentado que lo acaba de hacer y dice que es interesante,  pues supuso para ella una visión muy distinta de la que tuvo hace muchos años.

John Steinbeck fue premio Nobel en 1962:

«por sus escritos realistas e imaginativos, combinados de tal forma que incorporan un humor simpático así como una percepción social entusiasta».

Para saber mas podemos ir una vez más a la Wikipedia

2 comentarios

Archivado bajo Ficha técnica

París no se acaba nunca

Escribo aquí algo de lo que recuerdo de esta reunión, que no es mucho. Pero quería que quedara reflejado en nuestro blog que lo leímos.

Lo que recuerdo con claridad es que hubo una gran disparidad de opiniones. Espero ser justa al resumir pues a mí me gustó.

Hubo varias a las que no les gustó,  siendo los argumentos variados. Uno de ellos era que fallaba el argumento y que lo que parecía el esqueleto, la conferencia, fallaba y se olvidaba; como si se forzara demasiado  esta conexión. Otro fue que era como robar de la vida de otras personas trozos que podían no querer compartir, aunque contra este argumento estaba el de no saber que parte era ficción y entonces darle la vuelta al razonamiento y ser tan bueno el libro que te crees en todo momento estar leyendo una autobiografía. También se argüía la pesadez de la introducción de nombres que parecía una exhibición de cultura un poco pedante.

A mi me gustó mucho el libro y puede que a ello contribuyera la valoración muy positiva y admiración de algunos los personajes nombrados, del grupo OULIPO, por ejemplo.

Las personas a las que gustó el libro destacamos entre otras cosas lo bien reflejado que nos parece que esta la vida bohemia de un escritor en París, o simplemente de un escritor. Nos gustó como maneja la ironía y como esta construido el entramado del libro. Y… existe el libro “La asesina ilustrada.

Deja un comentario

Archivado bajo Alrededor del libro

Algo más sobre “Yo confieso”

Esto era lo que nos comentaba Carmentapuntoycoma, que no pudo asistir a la reunión y que nos sirvió de entrada a los comentarios:

” A ver que se os ocurre de este Adriá que en busca de la historia de la estética va tejiendo cabos de las distintas fuerzas de vida y muerte que forman la existencia del ser. Los cuentos, como la música, como la pintura son construcciones con las que se soporta nuestra existencia. Los objetos,  ¿cuánto tienen de objetos fetiche y cuánto de objeto muñeco de peluche sustituto de una madre?”

En general el libro nos gustó, nos pareció interesante y bien tejido. Comentamos acerca de la bonita amistad entre los dos amigos puesta de manifiesto a lo largo de todo el libro pero especialmente al final. Se repasó un poco todo y se aclararon cuestiones, pues al haber tantos personajes y tantos cambios de tiempo había algunas dudas; y hasta quedamos de hacer una pequeña relectura, motivada esta  también porque Carmentabrisa comentó que los cambios y saltos creía que eran debidos a su enfermedad y que iban creciendo a medida que el libro iba avanzando. Aunque aquí había disparidad de criterio, pues dada la profesión de algunas componentes parece que no es así como se desarrolla esta enfermedad. Nos gustó cómo el autor trata y demuestra esa indeseable aunque parece que inevitable mezcla de la belleza y el mal.

1 comentario

Archivado bajo Alrededor del libro, Reflexiones personales, Resumen

Sobre yo confieso

Solo quería decir que las impresiones de Carmentaluna me parecen muy acertadas. Creo que los niños lo que más necesitan es el amor de sus padres y lo demás viene después.

Otra cosa que también me gustaría remarcar es la presencia del MAL a lo largo de la historia, nunca podemos bajar la guardia y pensar que eso no puede volver a ocurrir pues está visto que vuelve y vuelve…

1 comentario

Archivado bajo Alrededor del libro, Reflexiones personales

IMPRESIONES SOBRE “YO CONFIESO” de Jaume Cabré

26 de enero de 2013, de madrugada. He terminado de leer este libro. Víspera del 27, día del aniversario de la liberación de Auschwitz.

Confiteor, Yo confieso, Yo pecador….Se trata de un libro denso, para leer despacio, con múltiples referencias a  la música, a la pintura, a la arquitectura, a la historia. Se entremezclan pasado y presente  alrededor de un violín (storioni) como hilo conductor de una trama, que es a su vez recorrido interno y exterior de la existencia de su protagonista, Adriá Ardevol.

Adriá, y con él cada lector, se confiesa culpable, de los males de su vida y por extensión de los de la Humanidad. El túnel interior en el que transcurrió su niñez, sin luz y sin alegría, lo acompañará, como un lastre imposible de aligerar, durante toda su trayectoria vital. “Mi casa no era apta para niños, ni mi familia tampoco”. Esta idea está presente como un nubarrón que amenaza tormenta en muchos momentos de la narración.

Adriá intenta mantenerse a flote, a través de la amistad de su querido Bernat y del incondicional e idealizado amor que le profesa a su compañera Sara, ayudado también por su otros amores, a la música, a  sus libros, al conocimiento.

Su impotencia ante la existencia del mal en el mundo , atemporal, también le causa una profunda angustia: “no entiendo por qué la humanidad se relaciona a porrazos, habiendo como hay tantas cosas por hacer. A veces pienso que somos malvados antes que poetas y por eso no tenemos remedio. Nadie tiene las manos limpias”.

Está claro que no sólo somos lo que comemos, sino y sobre todo, somos lo que van modelando  en nosotros, durante la infancia, nuestros mayores, que, con total impunidad de movimientos y de forma a veces irresponsable obran nuestro ser, y de ese modo nos capacitan o discapacitan para la vida adulta.

Nacemos, con mayor o menor fortuna, en una determinada familia,  sin posibilidad de elección,  y echamos a andar con nuestra infancia como único  equipaje.  A Adriá le acompañarán hasta el final el sheriff Carson y el indio Águila Negra,  sus referencias estables,  el yo sometido a las normas y el yo rebelde que todos encarnamos. Ya  él, que se alimentaba fundamentalmente del conocimiento, del estudio, hasta eso le es arrebatado poco a poco por su enfermedad, devolviéndolo a un limbo que, por otra parte, probablemente significará su único momento de paz.

Os dejo el link que encontramos con aclaraciones interesantes sobre esta obra.

http://quieresquelocuenteotravez.blogspot.com.es/p/yo-confieso.html

1 comentario

Archivado bajo Alrededor del libro, Reflexiones personales