IMPRESIONES SOBRE “YO CONFIESO” de Jaume Cabré

26 de enero de 2013, de madrugada. He terminado de leer este libro. Víspera del 27, día del aniversario de la liberación de Auschwitz.

Confiteor, Yo confieso, Yo pecador….Se trata de un libro denso, para leer despacio, con múltiples referencias a  la música, a la pintura, a la arquitectura, a la historia. Se entremezclan pasado y presente  alrededor de un violín (storioni) como hilo conductor de una trama, que es a su vez recorrido interno y exterior de la existencia de su protagonista, Adriá Ardevol.

Adriá, y con él cada lector, se confiesa culpable, de los males de su vida y por extensión de los de la Humanidad. El túnel interior en el que transcurrió su niñez, sin luz y sin alegría, lo acompañará, como un lastre imposible de aligerar, durante toda su trayectoria vital. “Mi casa no era apta para niños, ni mi familia tampoco”. Esta idea está presente como un nubarrón que amenaza tormenta en muchos momentos de la narración.

Adriá intenta mantenerse a flote, a través de la amistad de su querido Bernat y del incondicional e idealizado amor que le profesa a su compañera Sara, ayudado también por su otros amores, a la música, a  sus libros, al conocimiento.

Su impotencia ante la existencia del mal en el mundo , atemporal, también le causa una profunda angustia: “no entiendo por qué la humanidad se relaciona a porrazos, habiendo como hay tantas cosas por hacer. A veces pienso que somos malvados antes que poetas y por eso no tenemos remedio. Nadie tiene las manos limpias”.

Está claro que no sólo somos lo que comemos, sino y sobre todo, somos lo que van modelando  en nosotros, durante la infancia, nuestros mayores, que, con total impunidad de movimientos y de forma a veces irresponsable obran nuestro ser, y de ese modo nos capacitan o discapacitan para la vida adulta.

Nacemos, con mayor o menor fortuna, en una determinada familia,  sin posibilidad de elección,  y echamos a andar con nuestra infancia como único  equipaje.  A Adriá le acompañarán hasta el final el sheriff Carson y el indio Águila Negra,  sus referencias estables,  el yo sometido a las normas y el yo rebelde que todos encarnamos. Ya  él, que se alimentaba fundamentalmente del conocimiento, del estudio, hasta eso le es arrebatado poco a poco por su enfermedad, devolviéndolo a un limbo que, por otra parte, probablemente significará su único momento de paz.

Os dejo el link que encontramos con aclaraciones interesantes sobre esta obra.

http://quieresquelocuenteotravez.blogspot.com.es/p/yo-confieso.html

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Alrededor del libro, Reflexiones personales

Una respuesta a “IMPRESIONES SOBRE “YO CONFIESO” de Jaume Cabré

  1. carmentabrisa

    Leer este resúmen me ha llevado a disfrutar del libro otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s